Hoop Dreams, las grandes historias nunca terminan

Por Ignacio Gac

Un documental de 1994 dirigido por Steve James que siguió por cinco años a Arthur Agee y William Gates, dos jóvenes promesas que sueñan con ser parte de la NBA. El basquetball es su gran pasión y lo que ven como la salida para resolver las problemáticas sociales que los aquejan junto a sus familias. Los protagonistas son concientes de que no solo disputan un partido, se juegan su vida.

Son casi tres horas en que te haces parte de la emoción que viven los jóvenes Arthur y William. Entre más cerca de la cima de la montaña, el camino es más complicado. Sus enfrentamientos los dan en cancha, en la casa, a la hora de vérselas con estudiar o con quién te cobra la educación. Sobresale una dimensión humana, la felicidad es la más inocente, el amor auténtico, no hay cursilerías, un drama entretenido, reflexivo e inspirador.

Un montaje monumental digno del Oscar al que estuvo nominado. Muy pocos logran expresar de manera tan fidedigna las emociones de sus personajes con una historia tan notable y que también sigue funcionando como crítica al sistema estadounidense. Deja en claro la hipocresía en que se desenvuelven estos muchachos, parecen mercancía, pero ellos con sus sueños -con o sin éxito- y a más de 20 años del estreno, los hacen inolvidables.

1994 fue un año donde salieron grandes producciones: Forrest Gump, El Rey León, Pulp Fiction, The Shawshank Redemption, The Quiz Show, Ed Wood, Bullets Over Broadway… Sin embargo, Hoop Dreams como documental no se quedó atrás en cuanto a éxito de taquilla y crítica, pero injustamente no fue nominada al Oscar como Mejor Documental. Misma suerte que corrió la genial Crumb. La historia cuenta que el comité solo vio 20 minutos de la obra.

Maya Lin: A Strong Clear Vision” obtuvo el galardón, su directora es Freida Lee Mock, quien había presidido el comité los dos años anteriores. Steve James no gusta en la Academia al parecer, tampoco fue tomado en cuenta con “The Interrupters” (2011) o con “Life Itself” (2014). A pesar de todo el filme fue aclamado en todo el mundo, con el tiempo se aprendió a valorar, y es considerado uno de los mejores documentales de la historia.

Gates, Elbert, Agee

Te recomiendo que vuelve a leer acá cuando ya hayas visto la película, ya que hay información que te arruinaría todo si aún no la ves (¡”SPOILER”!).

El documental no acaba en los créditos, la historia sigue hasta hoy. William Gates terminó la universidad a la que tanto le costó llegar, donde estudió Comunicación y Ciencias de la Información. Luego estudió Estudios Bíblicos y entre 2003 y 2012 fue pastor en la iglesia evangélica Moody de Chicago. Quizás el asesinato de su hermano mayor Curtis en 2001 fue un factor importante que influyó en ello.

Su hermano soñaba con el éxito de William, proyectaba sus sueños frustrados en él, ya que no pudo triunfar en el basquetball por cuenta propia. Esa proyección  no hacía sentir muy cómodo a William, pero en la actualidad él se ve reflejado en su hijo: William Jr, quien también ama el basquetball. Tengo entendido que juega en Houston Baptist.

Mira la jugada que sacó William Jr:

Su padre tuvo comunicación con Michael Jordan en 2001, se preparaba para participar en el regreso del astro y para una prueba en los Wizards, pero al igual que en el documental, se lesionó, esta vez fue el tobillo.

En 2004 William señaló que ganó 150 mil dólares con las ganancias de la película. Logró cambiarse de casa al igual que Agee, pero no supo manejar el dinero y no se le hizo mucho. Según el Linkedin de William, hace dos años que está trabajando como Branch Manager en una empresa dedicada a la mano de obra en general.  Dice que el sueño incumplido de la NBA no lo persigue.agee and gates

Agee dijo que si no salías del barrio podías terminar en la cárcel, en drogas, o muerto. En 1994 sufrió el asesinato de su medio hermano mayor y el de su padre en 2004.

Jugó con Bill Clinton en Arkansas. Tuvo una temporada semi-profesional. Se arrepintió de rechazar en 1996 jugar en la CBA, en Connecticut Pride. A propósito, también cree que no fue una buena decisión haber trabajado en un rol para la película “Passing Glory” de 1999 dirigida por el mismo Steve James. Creó una fundación que busca ayudar a niños en materia educativa.

Unos héroes. Puedes descargar AQUÍ una versión restaurada gracias nuestros amigos de Torrents.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s