El por qué ya no podemos disfrutar de Dragon Ball Super

Por Ignacio Gac

Muchos crecimos al mismo tiempo en que transcurría la vida de Gokú, el mundo de Dragon Ball/Z era una realidad paralela, la legendaria serie transmitía una vibración de la que no se podía ser indiferente; quién no intentó hacer un Kame Hame Ha. Décadas más tarde nos encontramos con una nueva saga, Dragon Ball Super, polémica entre sus fans, ya sea por la historia o animación. Críticas que también nacen desde un sentimiento o necesidad de anhelo por ese momento pasado en que vimos a nuestros amigos animados en Namekusei, luchando contra Cell, o haciendo lo imposible contra Majim Boo.

DBZ / DBS
DBZ / DBS

Sufrimos al pensar en ese Dragon Ball/Z que vivimos en una etapa tan importante como la infancia o preadolescencia, pues ahora no lo tenemos, han pasado los años y las cosas han cambiado. Parece ser que no lo queremos aceptar. La existencia de una nueva saga o de más películas nunca igualará el anhelo por aquel pasado donde uno disfrutaba de un modo particular esos capítulos que eran vistos por primera vez. La nostalgia nos domina, no solo Dragon Ball/Z/GT fue mejor antes, sino que nosotros mismos estábamos mejor de lo que estamos ahora; al menos eso podría percibirse. La relación afectiva que hay con la obra de Akira Toriyama es evidente, sorprendente, incluso podría ser materia de estudio.

(Podrán pasar muchos años, pero te seguirás sabiendo aquella canción)

Han habido 508 capítulos de Dragon Ball/Z/GT, 27 películas ¿cuántas horas serán? Vimos el día uno de Gokú, cómo se hizo de amigos, cómo aprendió artes marciales, se casó, tuvo hijos, nietos, incluso un tataranieto. Descubrimos con él sus transformaciones, murió, resucitó, incluso se enfermó del corazón como cualquier persona. Fuimos testigos de la llegada del malvado Piccolo Daimaku, quien a la larga terminó siendo un verdadero padre para Gohan, aparte se sacrificó por el bien del universo. Así fueron sucediendo innumerables personajes y aventuras que hoy en 2015 no se pueden replicar. Además, Dragon Ball Super tiene márgenes que cuesta atravesar.

Amor verdadero.
AMOR VERDADERO.

La nostalgia no es mala, es vital, si piensan o cantan el clásico opening de Dragon Ball Z se darán cuenta de las sensaciones positivas que abundan. Recordar forma un vínculo con lo que uno era, lo que uno hacía, familia, amigos… y hace las transiciones de la vida más llevaderas. Podemos acceder conscientemente allí, es un recurso afectivo, habla de la persona que uno deja de ser, y puede darle mayor significado a lo que somos. Sucede con una abuela que vuelve a escuchar tango en la radio por ejemplo.

dbz opening gif

Por años mantuvimos un sentimiento de encanto ante el recuerdo de un Dragon Ball ausente o desaparecido. Hoy podemos ver dos nuevas películas, junto a una saga en desarrollo,  y no sabemos cómo recibirlo. No le podemos pedir a un nuevo Dragon Ball -a estas alturas- completar nuestras vidas, porque ya lo hizo, no nos falta más necesariamente. Fue un ciclo, se sitúo en un momento especial, por alguna razón queremos regresar allí, transportarse a ese lugar del tiempo con la maquina de Trunks u a otra condición por medio de una nueva serie es lindo, reclamarle por su calidad también, pero quizás es demasiado pedir. Solo queda disfrutar lo que se pueda con los brazos abiertos.

Dragon ball z trunks maquina tiempo

A propósito, como dijo John Lennon ante el revuelo que causó la separación de Los Beatles: “Para qué tanto escándalo, es tan solo una banda de rock que se disolvió. Si quieren recordar ahí tienen los discos para escucharlos hasta el cansancio”.

Anuncios

2 pensamientos en “El por qué ya no podemos disfrutar de Dragon Ball Super”

  1. Es verdad que la nostalgia juega un papel importante para que nos agrade algo, el solo remontarse a esa niñez, esa alegria por no perderse ningun capitulo de dragon ball, de hacer lo necesario para no perderse ningun capitulo, si, son cosas que no se volveran a ver con esa misma intensidad.

    Lo que si pasa en la actualidad, es que la calidad de Dragon Ball Super no esta con lo que merece esta saga, ya que encontramos a Toriyama totalmente desapegado a su historia, el la termino odiando que le da lo mismo si la prostituyen, sino miremos cuando se hizo dragon ball evolution, el aprobo ese proyecto y es una verdadera lastima por que fue Dragon ball la que marco no solo una generacion, sino todo el anime en el occidente, sin el no existiria anime en nuestros hogares, seguiria siendo solo en Japon.

    El punto de todo esto es que Toriyama se olvido del amor a la serie, de la manera como lo entusiasmaba avanzar en cada capitulo por presiones y presiones que el no supo lidiar, afortunadamente existe aficionados que heredaron ese espiritu y han hecho contra viento y marea verdaderas producciones que mantienen la esencia de dragon ball, con la ultima pelicula de Dragon ball fall of men es posible que alcancemos a gozar de una gran historia como en los viejos tiempos, que nos mantenian en vilo cada situacion. Muchos saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s