5 claves para tomarse el tarot televisivo de Pedro Engel

Por @IgnacioGac y @JoséHernándezP.

Hay un momento sacro en la televisión chilena cuando el lunes como a las 11 AM aparece Pedro Engel, amable y sabiamente da sus augurios por cada  signo zodiacal. Combustible psicológico para configurar la semana de muchos.  “¿Cómo sabe?” “¡Es justo lo que me pasa!”,  comentarios que más de uno se hará.

Este año ha sido sorprendente en cuanto a fenómenos astronómicos: eclipses, alineaciones planetarias, ‘súper lunas’, y lluvia de estrellas.  Grandes civilizaciones, así como pueblos originarios le han dado importancia a los movimientos astrológicos, pero ¿cómo funciona esto en nuestra vida cotidiana? En este caso, en televisión a través de Pedrito Engel.

Primero. La astronomía y la astrología no tienen puntos de encuentro, los estudios científicos serios no han podido demostrar ninguna relación entre la posición de los planetas y la vida de las personas. No interviene la gravedad, el electromagnetismo, o la interacción nuclear. Ninguno de esos campos cuánticos y lo que pasa a millones de años luz destina una identidad, una relación amorosa, asuntos laborales, o el estado de salud.

Además, la ciencia discrepa en la ubicación en el calendario de cada signo, debido a un movimiento particular de la Tierra que con los años puede asemejarse al de un trompo. Se trata de la precesión de la Tierra, un movimiento asociado con el cambio de dirección en el espacio que experimenta el eje instantáneo de rotación del planeta. Otro punto es que se han descubierto nuevos fenómenos en las constelaciones referidas a cada signo, por ejemplo, un gigantesco hoyo negro en Sagitario.

(Carta astral)

SegundoPedro ‘Maestro Splinter’ Engel se remite a hablar mayormente lo relacionado a los arquetipos, concepto que yace en nuestra estructura psíquica, imágenes primordiales. Según Jung, son patrones de formación de símbolos que se repiten a lo largo de la historia y las culturas de la humanidad. Buscan la expresión de las energías psíquicas. Por ejemplo, el arquetipo de la madre (la matriarca, la madre naturaleza, madre de Dios). Tienen su origen en el inconsciente colectivo. En ciertas ocasiones como en los mitos y sueños, el individuo puede sacar a la superficie los arquetipos. Es una forma de pensamiento universal o predisposición a responder ante el mundo de ciertas maneras.

Es útil estar en contacto con los arquetipos, nos llevan más allá del desarrollo de nuestras potencialidades individuales. Jung indicó (1954): “El arquetipo es una especie de predisposición para producir una y otra vez las mismas ideas míticas o ideas similares”. Lola Hoffman (terapeuta junguiana), maestra de Engel, se refirió a los arquetipos así: “Imaginen la fórmula del agua, H2O, aquella formula puede verse en distintos estados, en distintos relatos: agua, hielo, vapor, mar, río, un té, una sopa, una catarata, etc… pero lo básico, lo primordial siempre será el H2O, esa es la esencia arquetípica de un relato” (Encuentros con Lola Hoffman, 1989).

CARL-JUNG

Más allá de ver el futuro o predecir sucesos, lo que hace Pedro Engel es llevar al televidente a interpretar su realidad, a ayudarle en una reflexión que vaya en una búsqueda de significados. Al menos eso podría generarse, si no por último entrega un inofensivo consejo como “cuídese del azúcar que consume” por ejemplo. Siempre hay una relación entre lo que se nos dice y lo que nos pasa, porque el subconsciente lo configura de esa manera.

Tercero. En la película “Un Método Peligroso” de  David Cronemberg (2011), Freud le recriminaba a Jung: “Tú dices las cosas que la gente quiere escuchar”, este respondía: “Y tú solo les diagnosticas males y no las ayudas a cambiar ni a evolucionar”. Pedro Engel sabe llegar con el mensaje que desea escuchar la persona en su casa (señoras en mayoría probablemente) logra ser empático con los sucesos de la vida en breves comentarios, ya que fugazmente va pasando al siguiente signo. A propósito, el renombrado director creativo Don Draper de la serie de culto Madmen decía:

Cuarto. El aspecto de Pedro Engel nos lleva de algún modo a confiar en él, siempre sereno y mirando a directamente a la cámara nos habla. Lo conocemos, tiene la propiedad como para emitir un mensaje sobre nuestra vida y poder recibirlo en nuestro cerebro. Ha sido respaldado durante años por a un gran canal de televisión, el matinal “Bienvenidos” es el que ha sacado los mejores resultados en el último tiempo, se ha sabido potenciar ese personaje, haciéndolo una costumbre. Además, su bloque del horóscopo es apoyado por los mismos rostros que con su extraña credibilidad le dicen a la gente que se cambien al peor servicio de telefonía móvil o que vayan a comprar el fin de semana al retail.

Quizás exagera con su trabajo cuando empieza a hacer demasiada santería por decirlo de algún modo, pidiendo elementos particulares para subsanar algún asunto, por ejemplo velas de un determinado color, una piedra especial, y canela en la ventana. Sus buenas intenciones difícilmente se discuten, tiene el cariño de la gente ganado, y sus trágicas vivencias en dictadura han podido demostrar un gran humanidad.

Las personas creen en lo divino, en que serán socorridos a través de aquellos rituales cargados de deseos. Sin duda llama la atención la responsabilidad que recae en Pedro Engel, las personas lo escuchan, hacen los ‘cheques de la abundancia’ y cuanto rito que se le ocurra.

pedro engel

Quinto. Si bien parece ser mucho más interesante la astronomía, un programa como “Cosmos” por ejemplo. No es tan malo ver a alguien que haga un comentario que ayude a reflexionar a través de la astrología, aunque dependa de la interpretación de cada uno y la superstición también interactúe en el juego. El tema es ver cómo abarcar y profundizar ese objetivo sin caer en lo repetitivo, ni en lo más fácil, como puede ser una lectura televisiva del tarot. Si los matinales quisieran competir, probablemente Engel podría agotarse.

Lo espiritual no se toca en televisión, Pedro Engel es un solitario intento por acercarse a esa dimensión, valores no necesariamente religiosos como el ponerse en el lugar del otro, se sumergen como una partícula de arena en un océano contaminado por tele abierta.

Te va interesar: Vanessa Daroch, la “médium” de Mega ¿cómo logra su engaño?

Anuncios

Un pensamiento en “5 claves para tomarse el tarot televisivo de Pedro Engel”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s