2015, el año en que terminó Mad Men

Por @JoséHernándezP.

Lo más bacán de la época en que vivimos es la crisis moral y de valores subsistente que nos arrastra a todos.  Ese conflicto entre lo “correcto” y lo “incorrecto” ha generado -para suerte de nosotros- personajes televisivos tan malvados como queribles; Tony Soprano, Gregory House, Walter White son algunos ejemplos.

Don Draper de Mad Men se anota como un personaje más en el podio de la complejidad. Un hombre seductor que dice ser algo, pero no lo es, proyecta valores y no los cumple. Un personaje económicamente rico, pero atrapado en sus propias carencias por un pasado infame.

Director Creativo de la Agencia de publicidad Sterling Cooper.
Director Creativo de la Agencia de publicidad Sterling Cooper.

Matthew Weiner, creador de la serie, antiguo guionista de nuestra favorita “Los Soprano”, describió a Mad Men como: “una ciencia ficción en el pasado, debido a que así como la ciencia ficción usa un mundo futuro para tratar temas que nos preocupan hoy en día, Mad Men utiliza el pasado para tratar temas que nos preocupan hoy que no discutimos abiertamente”.

Ambientada en los 60, época de grandes confusiones, pero también de grandes posibilidades. Una amplificación de los paradigmas, los Beatles, el hombre en la Luna, revolución cubana, Martin Luther King, nuevas formas de ver el mundo, nuevas drogas, sectas. La serie nos retrata una sociedad norteamericana  en constante cambio. Sus personajes en este contexto también van evolucionando.

La desconfianza, la falta de sentido, el exitismo, el sexismo, el clasismo, la discriminación racial, el consumo de drogas, el dominio de la tecnología en la vida de las personas, y la alienación son tratados a través de guiones extraordinarios y ambientaciones logradas de manera magistral.

Un episodio se percibe como película, para destacar algunos de la tercera y quinta temporada. La fina construcción del guión se puede observar en las escenas del ascensor por ejemplo, siempre utilizado con un gran peso dramático. Acá un vídeo explicativo:

Mención especial para el capítulo 12 de la tercera temporada en el que es asesinado el presidente Kennedy y donde la sensación de no saber hacia dónde va el mundo se siente a flor de piel. En el episodio 4 de la quinta temporada titulado “Signal 30” fue escrito nada menos que por  la leyenda Frank Pierson, escritor de la maravillosa “Dog Day Afternoon” o “Tarde de Perros”. Quizás el mejor de la serie.

Mad Men no es una serie tan fácil de digerir, por eso gusta. Hay diálogos densos, casi filosóficos, en algunos casos concluyen el capítulo haciéndonos cuestionar algo de nuestras propias vidas, inmersas en esos extraños y cambiantes tiempos que muchas veces nos llevan a una total desesperanza.

También te puede interesar: 5 razones por las que Los Soprano es la mejor serie de la era.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s