“Bicitantes” lo mejor del 2015 en la televisión chilena

Por Ignacio Gac

No es fácil que existan programas de calidad en la televisión chilena que sean dignos de poder reconocer sin ninguna duda. De todo el 2015 puedo apreciar dos grandes apuestas que valen la pena destacar. Se vería más bonito tener un listado con al menos 3 o 5 proyectos, pero es lo que hay.

Uno fue “Guerrilleros” de CHV, un documental de gran valor que sorprendió y que hacía falta. Se me pasó hacerle una crítica en su momento (me centré en la campaña por Mauricio Hernández Norambuena). El otro programa es “Bicitantes” de MEGA, el cual ya tiene ganado el diploma de honor de TV Compartida a lo mejor del año. A este último me referiré ahora.

“Bicitantes” es uno de mis favoritos, cumple fielmente con su slogan: “explorando nuevas culturas”; no hay clichés, no hay lateras secuencias de cómo alguien hace un curanto por decirlo de algún modo. No es un programa de viajes donde se va hacer turismo simplemente, es una aventura.

Luis Andaur es periodista, profe de educación física, y biólogo.  Es el encargado de vivir apasionadamente cada experiencia y llevársela al público de manera auténtica. Por ejemplo, no ve a un elefante desde una expedición pagada, Andaur se mete al agua con los elefantes, juega con ellos, se sienta y salta desde su trompas. No ve el espectáculo de uno de los domadores de serpientes más grandes de un país, se hace amigo de él y juntos van a buscar cobras salvajes. No muestra la caca de un animal, se la come; en ese caso fue para mostrar que la digestión del elefante es mínima, ya que sale la misma paja que comió.

Claramente, también se hace “turismo” al ir al templo más famoso de una región o yendo al mercado, pero está bueno. El programa también funciona en un nuevo nivel, es que se trata de dos viajeros, de hecho comienzan en un aeropuerto, hablan de costos, de traslados, dan recomendaciones, etc.

Aquí hay un espíritu distinto. Hay locura. Algo que no se encuentra en ningún otro programa chileno. El afán por ir más allá en búsqueda de la naturaleza es clave. Para dar cuenta de ello, Lucho Andaur explora cada destino en bicicleta, no en una camioneta como Claudio Iturra en el 13. Luis, hijo ilustre de La Cisterna, hace un largo viaje, recorre kilómetros, cruza ríos, sube montañas, con tal de ver y admirar a alguna criatura; el dragón de komodo por ejemplo.

Sin embargo, lo principal no es solo el reino animal, también se trata de paisajes y pueblos lejanos olvidados por el mundo que conocemos. Allí Andaur demuestra toda su simpatía con seres humanos de culturas totalmente distantes, su espíritu lo hace entenderse con cualquiera, haciéndose parte del mismo ecosistema.

Luis va entregando datos claros a medida que transcurre la aventura, sin complicarnos la información o dejando mucho que desear. Lo demás lo complementa ‘en off’.  El hombre sabe lo que hace, no hay nadie más en Chile que pueda hacer mejor un programa así, su experticia es innegable.  Siempre humilde y respetando su entorno.

Hay momentos tan increíbles para la televisión como el hecho de que pongan el micrófono en un bosque para así escuchar la naturaleza; maravilloso. No hay problemas con salirse del libreto, de repente divisan una llamativa araña y se detienen a admirarla un buen rato. Otro punto a agradecer es que no hay necesidad de exagerar la opinión de los lugares que visitan, si hay algo que en verdad no les pareció tan fantástico lo dicen.

La aventura ha derivado en situaciones tan insólitas como estar en medio de una migración gigante de ñus.

Una vez un perro espantó a un león cuando todos pensábamos que el perro moriría. Sí! Un perro callejero ahuyentó a un león! (minuto 16). Perfectamente pudo ser viral.

En otra ocasión filmaron a un elefante que manifestaba con la trompa su deseo por liberarse de la cadena en su pata.

No solo es entretenido, uno aprende, desde cuánta plata vale ‘x’ cosa a darse cuenta que la gente que vive en un país como Laos que llamamos “pobre” es notoriamente más feliz que los habitantes de una potencia como Korea del Sur por ejemplo.

En la realización del programa también participa otro talento: Chaz Thomson, a cargo de la parte audiovisual. Nada de productores que no cachan bien cómo hacerla. Sus imágenes acompañan de buena manera a Andaur, todo un cómplice, el buen manejo de la cámara es indudable. La tecnología también la han implementado, pues toman videos desde el cielo con un dron.

A fin de cuentas, esta compenetrada dupla arma todo un espectáculo, tremendamente profesional, inteligente, pleno, energético, e inspirador. Cuyo montaje nos deja llevar en un viaje que no tiene los días contados.

Lo mejor es que tuvo buena recepción, marcó rating, en el primer capítulo lideró la sintonía, así como en el último, incluso lo empezaron a repetir. Así que ya está confirmada una segunda temporada de “Bicitantes“.

¿Qué opinas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s